La Guadaña

La gran ligereza y fino filo de la guadaña invitar a realizar cortes rápidos y efectivos. Esperar lo inesperado es lo más acertado cuando esta carta se revela sobre la mesa.

En la carta 10 del oráculo lenormand se visualiza una filosa guadaña que generalmente va acompañada de un bloque de montones de paja seca. Esta carga es arrastrada por un robusto mamífero quien avanza por un estrecho camino bajo la luz del día y lomas verdes como escenario.

Esta imagen simboliza el uso dado por los antiguos agricultores para cortar plantas de manera efectiva, pero también representa la efectividad de la herramienta para remover cosas tajantemente.

Significado de la Carta 10 Lenormand: La Guadaña

Arcano Lenormand La Guadaña
  • Tendencia: Negativa
  • Planeta: Plutón
  • Carta Relacionada: Jack de Diamantes

El simbolismo de esta herramienta nos hace pensar en cortes que para muchos se asocian a algo negativo, sin embargo, la guadaña puede ser también señal de cosecha libre de maleza. En esencia, las cartas acompañantes a la guadaña influirán significativamente a la interpretación de la consulta.

La Guadaña es un arcano de cambios drásticos y de efímera transición. Muchas veces el consultante podría sentir que se trata de cambios que escapan de sus manos por la rapidez de ocurrencia de las diferentes situaciones que deberá afrontar.

A nivel de personalidades, esta es la carta que mejor representa a las personas calculadoras, tenaces y con habilidades para tomar decisiones rápidas. Aunque también podría representar a las personas con un carácter volátil y una peligrosa tendencia impulsiva.

Los más puristas tarotistas señalan que la guadaña podría indicar problemas bucales cuando el consultante requiere saberes sobre su salud. Por otra parte, la precisión de corte de este instrumento se asemeja a la del bisturí, por lo que la posibilidad de intervenciones quirúrgicas es palpable.

Muchas veces las despedidas son dolorosas, pero necesarias para poder comenzar desde un nuevo punto de partida con más experiencia y sabiduría. Y es que en el amor, esta carta indicaría rupturas de relaciones que no solo apuntarían a lo amoroso sino también a lo familiar.

Su presencia recuerda que los tiempos difíciles ameritan recortes de recursos. Más puntualmente esto va hacia la parte económica, pues podría indicar que se avecina un periodo de renovación que puede poner las cosas muy difíciles y la adaptación y paciencia serán clave.

Más peligroso que el filo de una guadaña es el ignorar las advertencias de los arcanos lenormand y esta carta sirve claramente para advertir de situaciones muy próximas a acontecer.

Muchas veces lo mejor no será intentar evitarlas sino por el contrario intentar tener la sabiduría y fortaleza para aceptarlas y continuar. Esto aplica principalmente a los casos en que el dinero y negocios del consultante estén involucrados en la consulta.

Cabe destacar que no se trata de una carta netamente negativa ni positiva. Aunque suele indicar tendencia mayormente negativa, irá tomando sentido según la consulta realizada y las cartas que sean reveladas como sus acompañantes.

Supone pruebas extenuantes de aspecto emocional, mental, física e incluso espiritual, sin embargo, resulta adecuado recordar siempre que toda prueba en la vida suele ser es necesaria para crecer, ser más fuertes, más sabios y más fieles.