El Látigo

Fuerte, pero flexible. Ligero, pero hiriente. Así es el látigo con el que el destino azota sin avisos ni piedad a los malos obradores o aquellos cuya fe está por ser evaluada.

La carta del látigo representa la décimo primera pieza de la baraja Lenormand, que a su vez pertenece al grupo de cartas negativas. La imagen habitual que la representa es la de un hombre o un soldado con el torso desnudo y con un amenazador látigo en su mano. Aparentemente se dispone a dar castigo a alguien dentro de una tibia habitación bajo un clima tenso.

Significado de la Carta 11 Lenormand: El Látigo

Arcano Lenormand El Látigo
  • Tendencia: Negativa
  • Planeta: Marte
  • Carta Relacionada: Caballo de Trébol, 10 de Bastos

Una latente posibilidad de ser parte de conflictos, discusiones, cuestionamientos y demás situaciones de alta tensión aumenta cuando esta carta se revela ente tarotista y consultante.

Cuando la consulta está avocada a conocer la personalidad de un individuo y la carta revelada es El Látigo, se entenderá que este posee tendencias a ser impulsivo o que se tiene una agresividad explosiva y suele ser el principal causante de sus males..

El látigo más peligroso que existe es nuestra propia lengua. Cuando no sabemos usarla debidamente puede lastimarnos seriamente. Esta carta nos recuerda la importancia de la prudencia y del autocontrol en situaciones tensas en las que la lengua pueda llegar a ser el castigo tanto del cuerpo como del espíritu.

Dicen los sabios que no hay mal que por bien no venga. Si hablamos de la familia, podrían considerarse como males los desacuerdos que derivarían en discusiones y momentos de distanciamiento familiar.

Aquí lo positivo, siguiendo la línea del lema, sería pensar que aquellos momentos negativos son una oportunidad para saber entender, escuchar y perdonar a fin de mantener la unión.

Por supuesto, las relaciones amorosas también quedan alertadas de adversidades que estarían a la vuelta de la esquina y que serán una gran prueba para el amor de la pareja. Serán situaciones perfectas para medir si realmente la relación es fuerte y sostenible.

Según las demás cartas reveladas durante la tirada, también puede esclarecerse asuntos relacionados a las finanzas y la economía.

Si bien en el Oráculo Lenormand ésta carta suele ser símbolo de pobreza, también hay que recordar que la mayor pobreza es la mental. En ese sentido, lo esencial en momentos de escases será tener la capacidad de administrar sabiamente cada recurso.

Curiosamente, esta carta también la conocen algunos como La Escoba. De allí la latente premisa de que está relacionada a trabajos de limpieza. Esto podría significar que, aunque algunas puertas se cierren, habría la posibilidad de contar con un empleo simple pero digno.

A veces el látigo también indica que es posible la aparición de problemas de salud principalmente relacionados a músculos, nervios y elementos de la garganta. Así también como ciertos síntomas de cansancio, estrés y sensaciones de opresión o castigo.